Espiritualidad

MI DIOS AMA SIN LÍMITES

Muchos han tratado de determinar qué constituye la tarea humana fundamental. Para algunos es ser conocidos y para otros ser amados. Para muchos, es dejar un marca duradera en el mundo para que el impacto de la vida propia siga teniendo significación.

En el centro mismo de cada búsqueda es el sentido de que la vida humana, no importa cuán frágil o pasajera, es de gran valor y este valor es apreciado cuando la vida propia llega a ser verdaderamente consciente del otro.

Cada corazón quiere ser estimado, cada mente comprendida y cada voz escuchada.

En las páginas de las Sagradas Escrituras escuchamos que Dios dice: “Antes que te formara en el vientre, te conocí” (Jeremías 1:5), y “Con amor eterno te he amado” (Jeremías 31:3), y nos damos cuenta de que nuestro Creador nos ama más completa y profundamente que en cualquier experiencia humana.

Ese es el amor divino.

Aunque no todo gesto de amor exige una respuesta, nuestro Creador nos ama y entonces nos invita a responder.

¿Qué respuesta quiere Dios a ese amor divino?

Dios quiere que lo conozcamos y amemos. Aún más, Dios quiere vivir en nuestro corazón, pero esta invitación tiene que venir de nosotros. En último término, Dios quiere dejar una marca en nuestra vida que durará por la eternidad.

Usted está invitado a descubrir por sí mismo los ricos recursos que los adventistas del séptimo día han hallado en el viaje en respuesta a la invitación divina.


El Sábado
El Sábado

Una cita semanal con Dios

Los adventistas del séptimo día creemos que Dios nos dio el secreto para dar lo mejor de nosotros cuando nos dijo: “Acuérdate del sábado […] pero el séptimo día es de reposo […] no hagas en él obra alguna” (Éxodo 20:8-10).

Leer más


El Estudio de la Biblia
El Estudio de la Biblia

Enamorados de la Palabra de Dios

La Biblia no es tan solo un éxito internacional de ventas. Es una carta de amor, un libro de historias, una lección de historia, una guía de autoayuda y una colección de citas inspiradoras, todo en el mismo libro.

Leer más


La Oración
La Oración

La conexión directa con Dios

La oración es el simple acto de conversar con Dios. Significa hablar con el Creador del Universo: ya sea en voz audible o con el pensamiento, durante momentos especiales o comunes, cuando estamos en movimiento o antes de ir a la cama. Es el privilegio que tenemos como sus hijos, una conexión directa con Dios. No hacen falta mensajes de voz, ni llamadas en espera.

Leer más


La Profecía
La Profecía

La conversación continua de Dios

La naturaleza humana tornó imposible que veamos a Dios cara a cara. Pero solo porque tengamos que mantener la distancia no significa que él tiene que permanecer silencioso.

Leer más

List Icon
Nuestras creencias

Las creencias adventistas tienen el propósito de impregnar toda la vida. Surgen a partir de escrituras que presentan un retrato convincente de Dios, y nos invitan a explorar, experimentar y conocer a Aquel que desea restaurarnos a la plenitud.

Leer más