Vitalidad

La Familia

El amor de Dios ilustrado

En el Edén, Dios estableció la primera familia. Después de crear a Adán, dijo: “No es bueno que el hombre esté solo: le haré ayuda idónea para él” (Génesis 2:18). A partir de una costilla de Adán, Dios formó a Eva. Entonces les dijo: “Fructificad y multiplicaos” (Génesis 1:28). Los niños habrían de realzar la unión y garantizar el futuro de la raza humana.

A lo largo de la historia, las familias han formado la unidad básica de la sociedad. La escritora Elena White, una de las fundadoras de la iglesia, escribió: “El vínculo de la familia es el más estrecho, el más tierno y sagrado de la tierra” (El hogar cristiano, p. 14). A pesar de ello, a lo largo de la historia, Satanás ha atacado a las familias, ya sea mediante la poligamia, el adulterio, la rivalidad entre hermanos, la homosexualidad y la pornografía. Cuando las familias sufren fracturas, lo mismo sucede con los individuos del grupo familiar.

Gracias a Dios, su obra se enfoca en la preservación y restauración de las familias. La Biblia brinda numerosos ejemplos del poder restaurador de Dios, tales como el caso de la mujer atrapada en adulterio (Juan 8:1-11) y el del hijo pródigo (Lucas 15:11-32). Asimismo, Dios usa las relaciones familiares como símbolos de su relación con nosotros. En repetidas ocasiones, Jesús se refirió a Dios como “Nuestro padre” y a sí mismo como “el Esposo”.

Jesús quiso comunicar que Dios, al igual que un buen padre, se siente conectado para siempre con nosotros, y que desea bendecirnos y salvarnos. Y al igual que un esposo amante, Jesús nos trata con perdón y devoción. El libro de Oseas culmina con las palabras del Señor a su pueblo: “Te desposaré conmigo para siempre; te desposaré conmigo en justicia, juicio, benignidad y misericordia” (Oseas 2:19).

 

 

Vacaciones, en las buenas y en las malas

Vacaciones, en las buenas y en las malas

Era el verano en que cumplí 16 años. Mi madre, mi padrastro, mi hermano, mi hermana y yo nos amontonamos en nuestro viejo Plymouth 1936 y comenzamos...

Más

Procure tener una velada en familia

Procure tener una velada en familia

Los niños no crecen simplemente “por accidente”. Si queremos que lleguen a ser individuos con buena salud emocional, maduros y compasivos, necesitan...

Más

NUESTRAS CREENCIAS

Las creencias adventistas tienen el propósito de impregnar toda la vida. Surgen a partir de escrituras que presentan un retrato convincente de Dios, y nos invitan a explorar, experimentar y conocer a Aquel que desea restaurarnos a la plenitud.

Para saber más