Vitalidad

Educación

Enseñar toda una vida para toda la vida

El filósofo griego Aristóteles dijo en cierta ocasión: “Educar la mente sin educar el corazón no es educación”. Para los adventistas del séptimo día, la educación se extiende aún más, porque alcanza el alma.

En lo que respecta a la enseñanza, nuestras multifacéticas vidas requieren de un enfoque multifacético, y los adventistas apuntan a ofrecer el paquete completo. La educación no solo tiene que ver con aprender por causa del crecimiento intelectual. Los adventistas creen también en el desarrollo físico, empático, social y espiritual. El ideal es que la educación cambie y cultive cada aspecto de nuestra vida, llevándonos mucho más cerca del ideal original de Dios para nosotros.

El consultor educacional Joe Harkin dijo: “Los sistemas de educación reflejan la naturaleza de la sociedad en la que existen […]. Al responder [la pregunta de lo que constituye una ‘buena’ sociedad] arrojamos luz sobre lo que consideramos que es una ‘buena’ educación”.[1]

El sistema educativo adventista refleja la “sociedad” celestial que Dios planificó para nosotros. Nos da herramientas y recursos para que seamos más sabios y saludables. Nos brinda oportunidades de ver más allá de nosotros para servir a otros. Nos conecta como amigos, como compañeros y como una comunidad. Lo que es más importante, nos ayuda a cumplir nuestro potencial de ser “buenos” ciudadanos, anticipando con ansias una eternidad con el Dios que nos creó.

La educación adventista tiene que ver con enseñar una vida plena y completa, para toda la vida.


[1] Joe Harkin, “Participative education: An incomplete project of modernity”, en Educational research in Europe: Yearbook 2000.

Saquemos provecho del casi perdido arte de memorizar

Saquemos provecho del casi perdido arte de memorizar

En una época, la memorización era considerada la única manera aceptable de aprender. Ya fuera en la iglesia o en las clases de música, la...

Más

Cuando terminan las clases

Cuando terminan las clases

¿Está usted cansado de escuchar que sus hijos digan: “¡Estoy aburrido!” ¿Está procurando limitar el tiempo que ellos pasan frente a la televisión o...

Más

NUESTRAS CREENCIAS

Las creencias adventistas tienen el propósito de impregnar toda la vida. Surgen a partir de escrituras que presentan un retrato convincente de Dios, y nos invitan a explorar, experimentar y conocer a Aquel que desea restaurarnos a la plenitud.

Para saber más