Vitalidad

Los Niños

Ideas inteligentes para los desayunos de los niños

Ideas inteligentes para los desayunos de los niños

Sue Radd

El desayuno es alimento para el cerebro de los niños. Pasar por alto el desayuno es una mala idea para cualquier persona, pero los niños sentirán más el impacto si lo hacen. Los niños tienen un índice más alto de peso cerebral respecto del peso hepático, lo que significa que a la mañana la exigencia de glucosa de sus cerebros supera lo que han guardado en el hígado en mucha mayor proporción que en el caso de los adultos. Por ello, la recuperación gracias al desayuno apropiado es de vital importancia.

De qué maneras el desayuno ayuda a los niños

·       Más energía. Las investigaciones muestran que los niños que desayunan pueden lograr más en la escuela y los juegos, lo que incluye los deportes. El desayuno apropiado puede brindar a sus hijos más de un cuarto del requerimiento diario de energía.

·       Mayor capacidad de aprendizaje. Un buen desayuno mejora la concentración, permitiendo que los niños absorban mejor la información nueva, resuelvan problemas y disfruten de una memoria más activa. Se han hallado beneficios en especial en las actividades de lectura y matemática.

·       Mejor conducta. Los que comen el desayuno asisten a la escuela en forma más regular y cuentan con interacciones más positivas con sus compañeros y maestros. Los niños con hambre tienen mayor tendencia a estar irritables, nerviosos, con dolor de cabeza, resfriados y a sufrir infecciones de oído.

 

Qué darles de comer

·       La elección del cereal. Elija un cereal integral, de alto contenido de fibra, con leche de bajo contenido graso y fruta, o un cereal cocido con avena, miel y canela. También es delicioso rallar una manzana verde fresca que haya estado sumergida toda la noche en leche.

·       El pan. A su pan integral, póngale crema de maní natural y cúbrala con una banana en rodajas o un huevo revuelto con espinacas u hongos.

·       Para llevar. Prepare un licuado de frutas frescas de leche de bajo tenor graso, frutas variadas, una pizca de yogur y germen o salvado de trigo.

Especial de fin de semana. Como premio especial, pruebe panqueques, crepés o bollos preparados con harina integral y servidos con una cobertura o relleno sabroso o fruta fresca o enlatada, miel y/o crema de castañas (en lugar de helado y jarabe).

 

Este artículo apareció originalmente en la revista Signs of the Times de Octubre 2010.

Regrese a la lista

NUESTRAS CREENCIAS

Las creencias adventistas tienen el propósito de impregnar toda la vida. Surgen a partir de escrituras que presentan un retrato convincente de Dios, y nos invitan a explorar, experimentar y conocer a Aquel que desea restaurarnos a la plenitud.

Para saber más